Consejos para embellecer y decorar las paredes

9
159

Si atendemos a la teoría del color, nos indica que el azul es un color calmante y sereno. Así pues, está especialmente indicado en la decoración de las paredes de dormitorios.

Si poseemos una tela especial que nos guste, la podremos llevar a la tienda de pinturas para comprobar cómo compacta y cuadra con las muestras de color del pantone. Tenemos la certeza de que encontraremos el tono exacto debido a la gran variedad y diversidad de pinturas existentes en el mercado.

Si optamos por decorar nuestra habitación con dibujos o viñetas, deberemos comprobar que éstos crean el ambiente adecuado y perfecto para ella; por ejemplo, una estampa delicada y dulce, quedará mejor en el cuarto de los niños o en un dormitorio, que en un salón-comedor. Otra idea es la de decorar la pared con flores.

Pared decorada

Por ello, debemos de tener siempre presente, los matices de una estancia antes de elegir el color y tipo de pintura. Por ejemplo: un rojo, sugerente y cálido, reafirma su presencia junto a una chimenea oscura de época.

Más consejos: si colocamos un elemento decorativo original y atrevido (por ejemplo, un espejo con marco decorado), atraeremos la atención hacia una zona concreta de la pared.

Si tenemos el capricho de aplicar un efecto especial en toda una pared pero éste, resulta muy laborioso, colocaremos una estantería en la mitad de la pared. De esta manera, realizaremos el efecto deseado por la parte de abajo de la pared; por arriba, la pintaremos con un color complementario.