¿No sabes cómo pintar la casa? Te proponemos algunas ideas

4
139

Obtendremos espacios cálidos y con más luz escogiendo la pintura y el papel adecuados. A continuación, indicamos cómo coordinar y elegir bien los colores para cada estancia.

Líneas horizontales gruesas en la pared del salón-comedor. Esta es una idea moderna: consiste en colgar una colección de platos así, distinguiremos la zona de comedor, del resto del salón. Podemos pintar la pared con pintura plástica de color claro y las franjas, en tres tonalidades distintas, acorde con el color base. Recomendamos las pinturas Titán.

Estarcido en la pared. Si tenemos una pared lisa y con un tono apagado (por ejemplo: el gris piedra), he aquí la solución. Realizaremos un dibujo con plantillas, en contraposición con el fondo. Éstas, nos darán un toque de elegancia y embellecerá aquel rincón olvidado, realzando el mobiliario.

Paredes decoradas

Pero, si lo que queremos es ensalzar la luz natural del salón-comedor, utilizaremos un fuerte y luminoso amarillo. Este color, perteneciente a la gama de los tonos cálidos claros, transforma el espacio en un ambiente apacible, ideal para una sala de estar. Conviene suavizar el área con mobiliario y tapicerías en un tono blanco roto. La opción de emplear un solo tono en las paredes, nos brinda la oportunidad de compactar los diversos ambientes. Así mismo, si queremos dar unos toques de contraposición, introduciremos el rojo por ejemplo, en los cuadros.

También podemos combinar el papel pintado con la pintura. En este caso, un zócalo de papel pintado en color tierra, imitando el efecto estucado, será el ideal para la parte de abajo de las paredes; las cuales, están más expuestas a las manchas y roces. La parte de arriba, la pintaremos con una pintura en un potente beige claro, con un acabado al estuco; así, concederemos más profundidad al espacio. Si queremos añadir unos pequeños detalles, pintaremos una pequeña greca.