Papel pintado para decorar una pared

52
163

A la hora de decorar las paredes de la casa, podemos optar por diferentes técnicas para pintar,  decantarnos por cubrir la pared con papel pintado o simplemente recurrir a pegatinas o cenefas para dar vida a una sencilla pared blanca. El papel pintado estuvo de moda hace muchos años, después permaneció en desuso durante algún tiempo y finalmenete, hoy en día, vuelve a ser un elemento decorativo de gran actualidad.

Se puede utilizar el papel pintado con diversas finalidades decorativas e incluso funcionales, para disimular los defectos de una pared ligeramente estropeada, para proteger una pared de posibles agresiones, por ejemplo en el cuarto de los niños, para crear un ambiente concreto en una estancia, para destacar o dar protagonismo a una pared sobre otras, para dar sensacion de amplitud

Podemos elegir entre papeles pintados lisos, con estampados sencillos o con dibujos grandes y llamativos, de colores suaves y neutros o vivos y estridentes… dependiendo de la función que queramos que desempeñe nuestro papel, nos decantaremos por un modelo u otro.

En ocasiones, empapelar una habitación entera podría resultar excesivo, lo novedoso y original del papel puede volverse monótono y aburrido, si el mismo estampado se repite durante demasiados metros. Por eso, una opción de última moda consiste en empapelar una única pared de la estancia y pintar el resto de un color uniforme, que combine bien con el papel elegido. De esa manera, centraremos la atención en esa pared, incluso podemos utilizarlo como una forma de separar zonas de distinta utilidad, que compartan un mismo espacio.

Antes de colocar el papel en la pared de nuestra casa, podemos visualizar el efecto con ayuda de un decorador virtual, para estar seguros de acertar en la elección de la pared a destacar y del tono y el estampado adecuados para cada caso.